Enron, los tipos que estafaron a America

Documental financiero

Documental estadounidense, dirigido por Alex Gibney. El filme narra el colapso de la compañía de Texas a manos de sus directivos, que aparecen retratados como personajes sin una pizca de escrúpulos y con una avaricia sin límites. Retrata uno de los mayores escándalos financieros de la historia reciente. Basado en el best-seller «The Smartest Guys in the Room» (algo así como «Los tipos más listos del lugar») de los periodistas de la revista Fortune, Bethany McLean y Peter Elkind, el guionista y director Alex Gibney cuenta cómo los altos ejecutivos de la empresa Enron, la séptima más importante de los Estados Unidos, se hicieron con más de mil millones de dólares mientras sus empleados y accionistas lo perdían todo.

Declaraciones personales, cintas de video y audio sirven para mostrar los excesos cometidos por la cúpula directiva y el vacío moral de la empresa. Ken Lay y Jeffrey Skilling, los más altos ejecutivos de la empresa, pensaron que eran tan listos que podrían burlarse de todas las reglas. Hay que tener en cuenta que los inversores de Enron se hicieron ricos con los beneficios que sacaron de la crisis energética de California, así que la película muestra cómo la codicia de los inversores y sus superiores desencadenó un trágico efecto dominó.

Su caída se llevó por delante miles de empleos y los ahorros de miles de personas de fondos de previsión social, además de ser uno de los mayores escándalos de corrupción de la historia financiera estadounidense, con repercusiones políticas, salpicando incluso a la Casa Blanca. A través de entrevistas a trabajadores de la empresa, narran cómo lograron en tan poco tiempo convertirla en un imperio financiero.

El director de Enron, Kenneth Lay, «el emperador desnudo» en el filme, no duda en afirmar que «también Enron sufre un ataque» haciendo una similitud con los atentados del 11 de septiembre de 2001. Se ha iniciado el juicio contra los principales directivos de Enron, a quienes se acusa de fraude financiero y de obtener beneficios personales de más de 1000 millones de dólares antes de la quiebra de la empresa.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS