El miedo del inversor se huele en el ambiente

miedo del inversor

Efectivamente el miedo del inversor se huele en el ambiente. Actualmente los inversores se mueven inmersos en un mar de dudas debido a la tendencia actual del mercado: ¿alcista o bajista?, That´s the question!, como diría el amigo Shakespeare.

El temor es el motivo de que el 99% de los nuevos operadores acaben renunciando a sus intentos por operar en el mercado.

John Hayden

¡Y no es para menos! Que si el señor Draghi habla, sube la Bolsa; que si el señor Powell habla, baja la Bolsa; que si los emergentes; que si el oro; que si un Black Monday…, es decir, estamos inmersos en una montaña rusa de sustos y alegrías debido al bombardeo de las noticias y no sabemos qué orientación va a tomar el mercado.

Mi postura en este oleaje financiero es claro: poner a salvo nuestro activo más valioso, nosotros mismos. Para nadie es un secreto el papel que juegan las emociones en nuestra salud integral y, desde luego, en nuestra operativa de inversor. Recuerda que el mercado no perdona y “la inversión emocional” siempre conlleva pérdidas.

¿Quién no ha oído alguna vez, a otro inversor o a nosotros mismos, decir algo parecido a esto?: “Tengo acciones de “TAL” compradas a 8,4 €; estoy desesperado porque la acción se ha ido a 5€ y no sé si comprar más porque están más baratas o tirarme por la ventana…”. Y cuando les dices: “Ni lo uno ni lo otro. Yo me deshacía de ellas inmediatamente”. ¿Habéis visto la cara de terror que ponen? ¿Es que acaso prefieren tirarse por la ventana?

Pues bien, actualmente estamos en uno de esos momentos donde la gente es capaz de hacer muchas locuras por culpa de los mercados. Ya comenté el ciclo emocional del inversor y la influencia que éste tiene sobre nuestras inversiones:

ciclo emocional trading

La incertidumbre sobre nuestras inversiones suele ser uno de los mayores problemas y quebraderos de cabeza con el que nos encontramos los pequeños y medianos inversores cuando procedemos a entrar en los mercados. Ten en cuenta que el miedo opera sobre el “y si”: y si lo pierdo todo, y si no gano suficiente, y si ahora que compro cae, y si ir hacia donde van todos es el camino ganador…

¡Debes aprender a controlar tus emociones iniciales de miedo y avaricia antes de operar! Pero recuerda siempre que el sistema que hayas decidido seguir tiene que adaptarse a tus necesidades y deseos: tolerancia al riesgo, creencias acerca del mercado y expectativas.

Observa las emociones que sientes cuando operas. Los estados aflictivos como la rabia, la hostilidad, la tristeza, la depresión, la culpa y el resentimiento ejercen impacto negativo tanto sobre tu salud como sobre tu cartera bursátil.

Es muy difícil aprender algo nuevo si se tiene miedo, ya que el miedo es una forma de energía muy debilitante.

Mark Douglas

Dedicar un tiempo a tu formación es fundamental para no dejarte influir por las emociones. Lleva un diario de todas las transacciones que realices, indicando fechas, precios, stops (¡importantísimos! aquí explico cómo situarlos), objetivos, plusvalías, pérdidas… ¡todo lo analizado para realizar una inversión!, porque realizar elecciones conscientes y racionales es lo único que tenemos frente a estas respuestas emocionales. Haz que tu inversión resulte tan objetiva como sea posible y sigue estrictamente sus reglas de gestión de riesgo.

Y si aún así el miedo del inversor te supera, ¡no hay problema!. Sal del mercado y toma perspectiva. ¡Un tiempo de descanso con la familia y los amigos es muy saludable!

Siempre he pensado que el gran enemigo del inversor es el inversor mismo, particularmente cuando se deja dominar por el miedo y/o la impulsividad. El pánico no es buen consejero. Debes ser emocionalmente inteligente para poder seguir las reglas de tu sistema a rajatabla y disfrutar de tus inversiones. La mentalidad adecuada en los mercados financieros te ayudará a avanzar en ellos. Recuerda que los errores los pagas con tu cartera.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS