Paul Samuelson, Nobel economista

Paul Samuelson

Paul Samuelson es uno de los economistas más conocidos del siglo XX, en parte debido a que es autor de uno de los libros de economía más vendidos en toda la historia.

“Como nunca antes en la historia económica, hoy existe una vasta pirámide de opciones y pases. Cuando el cielo está sereno, esto les permite a los inversores distribuir sus riesgos eficientemente.”

Paul Samuelson nació en Gary (Indiana), una ciudad acerera de Estados Unidos el 15 de mayo de 1915, y falleció en su casa de Belmont, Massachusetts el 13 de diciembre de 2009. Su padre fue un hombre de bastante fortuna durante la Segunda Guerra Mundial, aunque después la perdió por malas inversiones. Sin embargo, siempre le inculcó a su hijo Paul Samuelson un desarrollo intelectual superior y una visión liberal de la economía.

Paul Samuelson estudió en la Universidad de Chicago y se doctoró en la de Harvard, en un tribunal en el que figuraba Joseph Schumpeter, el gran economista austriaco. Se cuenta una anécdota que dice que los miembros del tribunal quedaron tan impresionados por la capacidad científica del joven Paul Samuelson, que Schumpeter comentó abrumado: “Con nuestros conocimientos en relación con los de este chico, ¿podríamos haber aprobado nosotros?”. Además de Schumpeter, en Harvard estudió con otros economistas como Wassily Leontieff o Alvin Hansen, uno de los discípulos favoritos de Keynes.

 “La economía no es una ciencia exacta. Cualquier pronóstico basado en evidencias puede salir horriblemente mal.”

A los 21 años, Paul Samuelson publicó su primer artículo en una revista académica. Con la intervención estadounidense en la Guerra Mundial, Paul Samuelson compaginó su labor docente con un puesto de economista en la Oficina de Planificación Nacional de Recursos, centro desde el que se controlaba la evolución del empleo. De Planificación pasó a la Oficina de Producción de Guerra y a la Oficina para la Movilización de Guerra y la Reconstrucción. Al finalizar el conflicto y hasta 1952 perteneció a la Oficina del Tesoro de los Estados Unidos, de la que después fue asesor. Su intelecto le permitió ser nombrado profesor de economía del MIT en Boston, donde realizó gran parte de su carrera y creó un centro de estudios económicos. Su tesis doctoral para la Universidad de Harvard de 1947 se conoce hoy con el título de Fundamentos del Análisis Económico, y es una obra clave para el estudio de la economía, en ella Paul Samuelson tachó a su profesión de practicar “gimnasia mental de una clase particularmente depravada”, sintetizando muchos de los métodos de la teoría y el análisis económico. Paul Samuelson insistió en que las matemáticas eran esenciales para el análisis económico.

En 1970, un año después de su creación, Paul Samuelson obtuvo el Nobel de Economía “por el trabajo científico a través del cual ha desarrollado la teoría económica estática y dinámica, y contribuido activamente a elevar el nivel de análisis en la ciencia económica”.

Paul Samuelson fue uno de los primeros economistas en generalizar y aplicar métodos matemáticos desarrollados para el estudio de la termodinámica a la economía.

“La inversión debe ser más como esperar que la pintura se seque o que la hierba crezca. Si quieres emoción, toma 800 dólares y ve a Las Vegas.”

El libro de Paul Samuelson Curso de Economía Moderna (publicado por primera vez en 1945 y ampliado en 1983) es el libro de texto de Economía para estudiantes universitarios más vendido de la historia. En dicho manual, Paul Samuelson señala las tres preguntas básicas que tiene que responder todo sistema económico: qué bienes y servicios (y en qué cantidad) se van a producir; cómo se van a producir esos bienes (utilizando los factores de producción: tierra, trabajo y capital); y para quién son dichos bienes y servicios.

 “La globalización supone un crecimiento económico sostenido. En caso contrario, el proceso pierde sus beneficios económicos y su apoyo político.”

Son muchos los aportes teóricos de la monumental obra de Paul Samuelson, marcados por su experiencia de la Gran Depresión. Paul Samuelson no rechaza la idea del individuo racional que persigue su propio interés. Pero recuerda a sus colegas que no siempre las personas actúan racionalmente. De ahí que rechace el determinismo económico y señale la importante influencia del azar. En el sistema económico hay desequilibrios y no siempre se recibe lo que se aporta. De ahí que sea necesaria la intervención del Estado para reducir las desigualdades y equilibrar los niveles de vida.

“El consumidor, como se dice, es el rey… Cada uno es un votante que utiliza su dinero como voto para obtener las cosas que quiere.”

Paul Samuelson fue el pionero en la teoría de la preferencia revelada de la Teoría del consumidor, que es un método por el cual es posible discernir la mejor opción posible y, por tanto, definir las funciones de utilidad del consumidor observando el comportamiento del consumidor.

Paul Samuelson falleció a los 94 años dando charlas y entrevistas hasta sus últimos días. En sus análisis matemáticos desarrolló la síntesis neoclásica, demostrando que se puede emplear cuando las economías son florecientes y desarrollan empleo, pero no cuando se hunden en un fuerte desempleo.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS