Método de inversión de Dennis Gartman

Dennis Gartman

El método de inversión de Dennis Gartman lo describe él mismo como las “reglas ridículamente simples para invertir”. La 15 primeras se publicaron originalmente en la revista «Futures» en octubre de 1989, y más tarde Gartman las ampliaría a 21.

El método de inversión de Dennis GartmanDennis Gartman nació el 21 de agosto de 1950. A principios de 1970, fue un economista del Cotton Inc., donde analizaba la oferta y la demanda de la industria textil del algodón en los EE.UU. Se convirtió en el principal analista de futuros financieros para AG Becker & Company en Chicago en los años 70. Desde allí se trasladó a NCNB National Bank en Charlotte, Carolina del Norte, donde cotizan las divisas e instrumentos del mercado monetario. Fue un miembro independiente de la Junta de Comercio de Chicago hasta 1984, el comercio de bonos y letras del Tesoro y los futuros GNMA.

Dennis Gartman publica la Carta Gartman, desde el año 1987, una opinión diaria sobre productos básicos, mercados mundiales del petróleo, divisas, commodities, acontecimientos políticos y mucho más. Además, ha sido un invitado frecuente en la radio y televisión financiera, incluso como miembro del jurado en CNBC Money’s Fast.

El método de inversión de Dennis Gartman: las reglas ridículamente simples para invertir

1. Nunca, bajo ninguna circunstancia compres una posición perdedora… ¡nunca! No hay más que decir. ¡Hacer otra cosa lleva directamente a la ruina!

2. Tenemos que aproximarnos al mercado como unos mercenarios. Debemos luchar en el bando ganador y estar dispuestos a cambiar de bando fácilmente cuando un lado ha ganado la partida.

3. El capital se presenta en dos variedades: el mental y lo que está en tu bolsillo o cuenta. De los dos tipos de capital, el mental es el más importante y caro de los dos. Si sostenemos posiciones perdedoras cuesta cantidades medibles de capital real, pero cuesta sumas incalculables de capital mental.

4. El objetivo no es comprar barato y vender caro, debemos comprar alto y vender más alto. Nunca podremos saber lo que es un precio «bajo». Tampoco podemos saber lo que es un precio «alto».

5. En los mercados alcistas sólo se puede estar largo o neutral, y en mercados bajistas, sólo se puede estar corto o neutral. Esto que puede parecer obvio, no lo es, y es una lección que aprendí demasiado tarde, como muchos.

6. «Los mercados pueden permanecer más tiempo irracionales de lo que yo puedo permanecer solvente», de acuerdo a nuestro buen amigo el Dr. A. Gary Shilling. A menudo reina la falta de lógica en los mercados y son enormemente ineficientes a pesar de lo que los académicos creen.

7. Vende en mercados que muestren mayor debilidad, y compra en los que muestren la mayor fortaleza. Metafóricamente, en mercados bajistas, tira las piedras en el saco de papel mojado, para que se rompa más fácilmente. En los mercados alcistas, tenemos que subir sobre los vientos más fuertes… que nos llevarán a lo más alto.

8. Trata de operar el primer día de un gap, ya que por lo general indican movimientos violentos. Después de casi 30 años de observar los mercados, he llegado a respetarlos. Cuando se producen (sobre todo en acciones), por lo general derivan en movimientos importantes.

9. En el trading como en la vida hay ciclos buenos y malos. Opera de forma agresiva y con gran capital en los ciclos buenos, y de forma modesta en los ciclos malos. En los «buenos tiempos», incluso los errores son rentables; en  los malos, incluso las inversiones bien planteadas se tuercen. Esta es la naturaleza de las inversiones y debemos aceptarla.

10. Para invertir con éxito, hay que pensar como un analista fundamental y operar como un analista técnico. Es imperativo que entendamos los fundamentos que conducen un valor, pero también que entendamos el análisis técnico del mercado. Cuando lo hacemos, entonces y sólo entonces, podemos o debemos invertir.

11. Respeta los patrones «outside reversals» después de largas tendencias alcistas o bajistas. Los días «reversal» suelen ser una señal de agotamiento final de las fuerzas alcistas o bajistas que impulsaron el mercado con anterioridad. Respétalos y respeta aún más los «reversals» semanales y mensuales.

12. Mantenga sus sistemas técnicos sencillos. Los sistemas complicados sólo provocan confusión; la simplicidad es elegancia.

13. Respeta y acepta los retrocesos normales (Fib 50%, 62%) que tienen los precios durante su movimiento dentro de las tendencias. Si pierdes el momento de entrada de una operación, espera pacientemente a que el mercado vuelva a su media. Es mejor esperar a un retroceso (que seguramente ocurrirá) que entrar tarde.

14. La comprensión de la psicología de masas es a menudo más importante que la comprensión de la economía. Los mercados están impulsados ​​por los seres humanos que cometen errores humanos y también por ideas sobrehumanas.

15. Establece posiciones iniciales en la fuerza de los mercados alcistas y en la debilidad de los mercados bajistas.  A la hora de añadir posiciones, debemos hacerlo en los retrocesos, cuando el mercado muestre que la tendencia está desarrollándose correctamente.

16. Los mercados a la baja son más violentos que los mercados alcistas, como también lo son sus retrocesos.

17. Se paciente con operaciones ganadoras, enormemente impaciente con las operaciones con pérdidas. Recuerda que es muy posible hacer grandes sumas de dinero si estamos en lo cierto sólo el 30% de las veces, siempre y cuando nuestras pérdidas sean pequeñas y los beneficios sean grandes.

18. El mercado es la suma total de la sabiduría… y la ignorancia… de todos aquellos que invierten en él, y no nos atrevemos a discutir con la sabiduría del mercado. Aunque sólo aprendiésemos esto,  habríamos aprendido muchísimo.

19. Repite lo que funciona y haz menos de aquello que funciona: si un mercado es fuerte, compra más; si un mercado es débil, vende más. Nuevos máximos se compran y nuevos mínimos se venden.

20. El trade más difícil es el acertado. Si es fácil de vender, no lo vendas, y si es fácil de comprar, no lo compres. Peter Steidelmeyer nos enseñó esto hace 25 años y es más cierto ahora que entonces.

21. Todas las reglas están hechas para romperse: El truco es saber cuándo… y con qué frecuencia esta regla puede ser invocada.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS