David Tepper: el hombre Appaloosa

david tepper

David Tepper nació el 11 de septiembre de 1957. Es el gerente del hedge fund Appaloosa Management. Su especialidad de inversión son las empresas en dificultades.

Tepper se crió en una familia judía en el East End de Pittsburgh, Pennsylvania, en el barrio de Stanton Heights. En su juventud, se aprendió de memoria las estadísticas del reverso de las tarjetas de béisbol, mostrando los primeros signos de una memoria casi fotográfica. Estudió en la Universidad de Pittsburgh y ayudó a pagar sus estudios universitarios trabajando en la biblioteca Frick Fine Arts y desarrollando un sistema de comercio de opciones. Se graduó con honores y recibió su título de Bachelor of Arts en Economía.

Después de graduarse, entró en la industria financiera trabajando para Equibank como analista de créditos en el departamento de economía. En 1980, insatisfecho con esta posición, se matriculó en la escuela de negocios de la Universidad Carnegie Mellon para continuar con un Máster en Ciencias en Administración Industrial (MSIA).

Tepper era un estudiante estrella. Kenneth Dean, que le impartía una clase de opciones, dijo que se le conocía por hacerle preguntas difíciles. Después de obtener su Máster en 1982, aceptó un puesto en el departamento de finanzas de la Republic Steel Corp. Esto le dio de primera mano la experiencia de trabajar en una empresa en dificultades.

Después de dos años, en 1984, comenzó a trabajar como analista en Keystone Mutual Funds en Boston y en 1985 Tepper fue reclutado por Goldman Sachs, que estaba formando su grupo de bonos de alto rendimiento. Se incorporó al despacho de la ciudad de Nueva York como analista de créditos. En seis meses, Tepper se convirtió en el mejor negociador de bonos basura de Goldman y allí trabajó durante ocho años. En 1986, ya era el jefe de la oficina de los bonos basura. Su objetivo principal eran las quiebras y situaciones especiales. Cuando la burbuja de los bonos basura explotó en 1989, Goldman Sachs sobrevivió gracias a la habilidad de Tepper: compró los bonos de los bancos que habían sido severamente castigados por la burbuja. Cuando estas instituciones resurgieron de la bancarrota y se recuperó el mercado, sus inversiones se dispararon. Sin embargo, no comulgaba con la política de Goldman Sachs y a pesar de su actuación estelar le dieron de lado en 1988, 1990 y 1992.

David TepperRenunció a Goldman Sachs en 1992. Michael Price, un gerente de fondos de inversión y cliente de Goldman Sachs, le prestó un despacho. Tepper entonces comenzó a negociar agresivamente por cuenta propia, con la esperanza de recaudar dinero suficiente para iniciar su propio fondo. Comenzó fundando Gestión Appaloosa con Jack Walton, otro trader de bonos basura de Goldman Sachs, a principios de 1993.

El fondo comenzó con 57 millones de dólares. En el segundo semestre de 1993, su fondo registró una ganancia neta del 57,6%. Los activos bajo su gestión (a través de ganancias y mediante la firma de nuevos inversores) se dispararon a 300 millones de dólares al cierre de 1994, 450 millones a finales de 1995, y 800 millones de dólares a finales de 1996.

Una de sus primeras inversiones fue en Steel Algoma, que salió de la bancarrota en 1993. Después de estudiar la empresa, Tepper encontró que las acciones de Steel Algoma eran en realidad bonos hipotecarios. Él compró estas acciones a 20 centavos de dólar y las vendió en un año de 60 a 80 centavos de dólar. En 1995, su compra de deuda soberana argentina incrementó su fondo el 42%. Llegó a la conclusión de que el aumento de los depósitos bancarios presagiaba un fortalecimiento de la economía.

En 1997, como el won coreano cayó un 50% de mano de la crisis financiera asiática, Tepper compró futuros de ganado y bonos del gobierno coreano. Su fondo obtuvo un 30% ese año.

Cometió un error muy caro en 1998. Apostó a que el gobierno ruso no pagaría su deuda, y por desgracia lo hizo. Su fondo perdió el 30%. Como los bonos rusos se derrumbaron, Tepper se mantuvo en comprar. Cuando el mercado se recuperó, su posición le ayudó a ingresar el 60% en 1999.

En el 2000, se puso corto en el Nasdaq Composite. Sin embargo, debido a que sus inversores se quejaron tanto, salió de la posición. Unos meses más tarde, la burbuja tecnológica comenzó a derrumbarse. Tepper echaba humo y desde entonces no presta mucha atención a los “nervios” de sus inversores.

En 2002, el mercado de bonos basura se desplomó de nuevo. Su fondo perdió un 25%. Tepper compró los bonos de tres grandes empresas en quiebra: Enron, WorldCom y Conseco. Al año siguiente, estas posiciones le ayudaron a ingresar la friolera del 148% de beneficios.

De 2002 a 2003, sus compras de deuda de empresas de servicios públicos con problemas, como Williams Co., también aumentaron susDavid Tepper rendimientos. Alrededor de 2003, la riqueza personal de Tepper superó, por primera vez, los mil millones de dólares. Donó 55 millones de dólares para la escuela de negocios de Carnegie Mellon University, alentado por Kenneth Dunn, su antiguo profesor (que llegó a ser decano de la escuela). Tepper aceptó la sugerencia, pero hizo que la contribución fuese un “regalo de nombres”, y sugirió que el nombre de la escuela se cambiase a Escuela de Negocios David A. Tepper.

De 2004 a 2007, sus declaraciones fueron insatisfactorias (en comparación con sus declaraciones estelares en años anteriores), debido a la volatilidad del mercado y a la falta de quiebras. En 2008, Tepper tuvo una gran pérdida de nuevo: 200 millones de dólares en una fracasada oferta para invertir en Delphi, un proveedor de partes de automóviles en quiebra. En 2008, compró acciones preferentes en Wachovia y Washington Mutual por 20 centavos de dólar. Después estas dos empresas fueron adquiridas por rivales más grandes y dispararon sus acciones preferentes, las inversiones de Tepper se rentabilizaron con creces.

En 2009, la empresa de fondos de cobertura Tepper ganó cerca de 7 mil millones de dólares en la compra de acciones de bancos en dificultades financieras (incluyendo la adquisición de acciones a 3 dólares del Bank of America) en febrero y marzo de ese año y se beneficiarían de su venta, sumando 4 mil millones de dólares de estos beneficios a las arcas personales de Tepper. Tepper se enteró de que él era el único comprador importante en estos bancos en ese momento y eso le valió para anotarse una de las mayores ganancias de la historia de los fondos de cobertura.

En marzo de 2010, el New York Times informó de que el éxito de Tepper lo convertía en el inversor de fondos de cobertura de mayores ingresos del mundo en 2009, y en 2010 fue clasificado por Forbes como una de las personas más ricas del mundo (puesto 258).

A finales de 2010, Tepper se volvió alcista en la renta variable de Estados Unidos porque la Reserva Federal señaló que estaba dispuesta a llevar a cabo una segunda ronda de alivio cuantitativo. A principios de 2011, se mantuvo en alza en las acciones estadounidenses y la economía. En particular, se mostró optimista acerca de Dean Foods (NYSE: DF) y Micron Tech (NASDAQ: MU).

Tepper también ha hecho grandes donaciones a la Universidad de Pittsburgh, incluyendo varias becas dotadas de pregrado y apoyo de centros académicos y universitarios para ejecutar programas de extensión comunitaria. En 2006, Tepper donó 1 millón de dólares a las Comunidades Judías Unidas de MetroWest en New Jersey para su Campaña de Emergencia en Israel.

En 2012 Forbes le puso en el ranking, en el puesto 166, de las personas más ricas del mundo. También incluyó a Tepper como uno de los 25 gestores de fondos de mayor ganancia en 2013 y 2016.

En enero de 2018, Tepper elogió los recortes de los impuestos corporativos del presidente Trump, diciendo que el mercado alcista todavía tenía espacio para crecer y negar que estuviera sobrevaluado. Tepper dijo: “No hay inflación. El mercado que llega este año no parece rico, de hecho, parece casi tan barato como el año pasado “.

Como curiosa excentricidad, Tepper tiene un par de testículos de latón en un lugar destacado de su escritorio, un regalo de antiguos empleados. Los frota para que le den suerte durante el día de inversiones.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS