Moody’s rebaja tres escalones la deuda española y la deja a un paso del ‘bono basura’

Moody´s

La agencia de calificación Moody’s considera que comprar deuda pública española es ya igual de arriesgado que adquirir bonos de Rumanía, Túnez, Perú, Panamá, Namibia o Islandia. El ‘rating’ del Estado español en el mercado está ahora a un solo grado de distancia del ‘bono basura’, es decir cuando existe riesgo de impago. Y la agencia cree que el Estado puede pedir un segundo rescate más amplio.

Moody’s rebajó este miércoles la calificación de la deuda española de “A3” a “Baa3”, es decir una nota indicativa de “una habilidad media para pagar”. El siguiente escalón ya significa que la inversión es claramente arriesgada y “algo especulativa”. La agencia advierte que en los próximos tres meses puede recortar una vez más la calificación, a la luz del rescate bancario que supondrá más carga de deuda para el Estado español.

La petición de préstamo a la zona euro de hasta 100.000 millones de euros “aumentará la carga de deuda para el país, que ha crecido dramáticamente desde la explosión de la crisis financiera”, según explica la agencia.

Además, Moody’s también subraya que “el Gobierno español tiene un acceso muy limitado al mercado” por los intereses cada vez más altos que tiene que pagar por su deuda. En tercer lugar, la recesión seguirá agravando los problemas financieros. “Las debilidades de la economía española y su fragilidad creciente” impiden al Estado financiarse adecuadamente, especialmente cuando no hay previsiones de crecimiento fuerte en los próximos años, según Moody’s. Con todo ello, la agencia cree que crecerá el riesgo de que el Gobierno tenga que pagar cada vez más en los mercados y “necesite pedir ayuda directa” al fondo de rescate de la zona euro también para el Estado.

Rebaja al FROB

La agencia también ha rebajado la calificación del fondo español de ayuda pública a los bancos (el llamado Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) de «A3″ a «Baa3″, ya que su existencia va ligada directamente a la del Estado. “Está claro que la responsabilidad de ayudar a los bancos españoles depende del Gobierno”, insiste la agencia, que calcula que este año la deuda pública llegará al 90% del PIB y seguirá creciendo hasta la mitad de esta década.

La revisión de los próximos meses dependerá de los detalles del acuerdo con la zona euro y de la relación con el resto de socios. “El rating de España, como el de otros, sufrirá si aumenta más el riesgo de salida de Grecia de la zona euro”, explica la agencia.

En Europa, España comparte descripción con Rumanía, Letonia, Islandia, Hungría y Croacia. Los rescatados Grecia, Irlanda y Portugal tienen una calificación inferior. Los griegos tienen, tanto para Moody’s como para Standard & Poor’s, el ‘rating’ más bajo del mundo, que indica un país en suspensión de pagos o a punto de declararla.

Moody’s no ha atribuido ninguna calificación para Uganda, el país citado en un SMS durante el Eurogrupo por Mariano Rajoy. Según este diario, el presidente del Gobierno dijo “España no es Uganda”. El país de África Oriental sí tiene nota, en cambio, de S&P, un “B+”, que en la tabla equivalente de esta agencia está dos escalones por debajo de la calificación de Moody’s.

 

Artículo extraído de elmundo.es

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS