¿Es buena la prohibición de cortos en bolsa?

Prohibición de cortos en bolsa

La prima de riesgo marca máximos históricos. El bono a 10 años por encima del 7%. Y los supervisores de los mercados bursátiles de España, Francia, Italia y Bélgica de la Autoridad Europea de Mercados Financieros (ESMA) prohíben las posiciones cortas «ya sea para restringir los beneficios que se pueden lograr mediante la diseminación de falsos rumores o para alcanzar un marco regulatorio igualitario, dada la interconexión de algunos mercados de la UE». La prohibición de cortos en bolsa tiene carácter inmediato, se mantendrá por un periodo de 3 meses hasta el cierre del 23 de octubre inclusive, pudiendo prorrogarse o levantarse la prohibición si se considerase necesario.

Se entiende por posición corta aquella que resulta en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción. Según el supervisor europeo, a pesar de que las posiciones cortas pueden ser una estrategia de trading válida, cuando se emplean en combinación con la difusión de falsos rumores de mercado representan un claro abuso. Los mercados financieros europeos han experimentado una extrema volatilidad en las últimas semanas, lo que ha incrementado la preocupación de los supervisores de la UE. Así que, en estas condiciones, han decidido revisar la operativa de los mercados de valores «con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera».

Los expertos y analistas de bolsa consideran que la prohibición de las posiciones cortas «no es la solución para el problema de España» y subrayan que los efectos de la medida «durarán solo unos días». El mantener los 6000 ó 7000 no es ningún éxito: es un desastre para un país que ya tenía esos precios hace 20 años. Y esta medida no hace sino prolongar en el tiempo la caída del mercado.

Peter Böfinger reconoció que “las ayudas a la banca (de los países en dificultades) no tienen que ver con el intento de ayudar a tales países en sus problemas, sino ayudar a nuestros bancos que tienen gran cantidad de deuda de aquellos países” En un mercado, la responsabilidad de un préstamo fallido es compartida. Y esto no está ocurriendo. En esta situación se está penalizando al primero a fin de salvar los intereses del segundo.

Muchos inversores que acumulaban fuertes minusvalías celebrarán estas medidas, siendo víctimas de su propia ignorancia, ya que restarán liquidez al mercado e incrementarán los costes de transacción y de volatilidad. Con las posiciones cortas no sólo se buscan retornos positivos, sino que principalmente pretenden proteger el dinero que se tiene en posiciones largas, es decir, como herramienta de control de riesgos. Si obligan a cerrar los cortos es probable que los inversores inteligentes cierren las posiciones largas españolas para poder proteger su capital. Con este tipo de medidas no se reducen las pérdidas en bolsa y sí que limitan la capacidad de inversión en los mercados financieros. No está demostrado que un mercado sin ventas en corto sea más alcista que otro que sí las permite. Es el libre mercado quien debe determinar el pulso económico (¡si se invierte mal se pierde el dinero!) y los reguladores interfieren en ese libre mercado. Los inversores que tienen una buena gestión de su capital buscarán oportunidades fuera España (si no lo han hecho ya) para realizar sus inversiones, pero ¿eso es bueno para el país?

Napoleón Bonaparte con su “todo lo que no está prohibido por la ley, no puede ser impedido” también los prohibió y mandó a la cárcel a los que se pusieran cortos. En 2008, la SEC prohibió lo que calificó de «abusiva ventas en corto descubiertas» en los Estados Unidos, así como algunas otras jurisdicciones, como un método de bajar los precios de las acciones… y así podríamos hacer un poco de historia, aunque no es lo que queremos en este momento. Ya conocemos cómo terminaron estas prohibiciones: si el mercado tiene que caer, caerá.

El caso es que en España si estamos largos actualmente será en malas inversiones. Los cortos buscan las malas inversiones, no las generan, de eso se encargan sus directivos y/o políticos. ¿Porqué no se reguló/prohibió de igual forma los largos cuando nos sumergimos en una burbuja? La prohibición la puedo entender para ganar tiempo, pero no en vez de introducir las reformas económicas necesarias. Con la prohibición del año pasado se hizo suelo y subió un 25% en un par de meses pero 10 meses después se volvió a despeñar. ¿Qué pasará ahora?

Citando a los clásicos de nuestra literatura, como decía el gran Quevedo: “Poderoso Caballero Don Dinero” que todos queremos conservarlo pero hay que cuidarlo.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS

4 thoughts on “¿Es buena la prohibición de cortos en bolsa?

    1. Gracias por compartir tu opinión sobre el artículo Toni. Considero que con esta prohibición no vamos a obtener el resultado que desean: una buena salud de la economía y de la Bolsa… ¿o realmente no es eso lo que buscan?
      Un saludo.

  1. Aún estoy un poco pez en esto de la bolsa y no había caído en que esta prohibición, además de frenar operaciones meramente especulativas, también afecta a las operaciones en largo cuyo riesgo se cubre con corto…así que gracias por el artículo!
    Saludos

  2. Sí Ivan. Sobre todo un buen inversor debe tener en cuenta que la bolsa no siempre sube. Por tanto es igual de lícito comprar acciones porque consideramos que éstas van a aumentar su valor (y obviamente con ello ganaremos dinero), que ponerse corto porque creemos que van a bajar y así aprovechar dicha caída para rentabilizar la inversión. Como bien dices, además de los especuladores también están los traders que «saben gestionar su dinero», y cubrirse en corto es un método utilizado en esa gestión del capital.
    Un saludo.

Comments are closed.