Bump and Run Reversal (BARR)

Bump and Run Reversal

Como su nombre indica, Bump and Run Reversal (BARR) es un patrón de cambio de tendencia que se forma después de que la especulación excesiva empuja los precios al alza demasiado lejos y demasiado rápido. Desarrollado por Thomas Bulkowski, el modelo fue presentado en la edición de junio del 97 de “Technical Analysis of Stocks and Commodities” y también lo incluyó en su libro, La Enciclopedia de las formaciones chartistas.

El modelo original fue llamado originalmente como Bump and Run Formation (BARF). Bulkowski decidió que Wall Street no estaba preparado para este tipo de siglas (vómito si lo traducimos al castellano) y cambió el nombre por Bump and Run Reversal (BARR).

Bump and Run Reversal

Bulkowski identificó tres fases principales en este patrón:

  • Fase lead-in o de entrada

La primera parte del patrón es una fase de entrada que puede tardar un mes o más en formarse y dibujará la base de la que extraer la línea de tendencia. Durante esta fase, los precios avanzan de una manera ordenada y clara, y no hay exceso de especulación. La línea de tendencia debe tener una inclinación moderada. Si es demasiado fuerte, entonces el golpe o bump de la siguiente fase es poco probable que sea lo suficientemente significativo. Si la inclinación de la línea de tendencia no es suficientemente fuerte, entonces la ruptura de la línea de tendencia posterior se producirá demasiado tarde. Bulkowski nos dice que es preferible un ángulo de 30 a 45 grados. El tamaño del ángulo depende de la escala (semilogarítmica o aritmética) y del tamaño de la tabla.

  • Fase bump o de bache

El bump o bache se forma con un fuerte avance y los precios se mueven más lejos de la línea de tendencia dibujada en la fase de entrada. Idealmente, el ángulo de la línea de tendencia bump debe ser un 50% mayor al ángulo de la línea de tendencia lead-in. En términos generales, esto requeriría un ángulo de entre 45 y 60 grados.

Es importante que el bump represente un avance especulativo que no se pueda sostener durante mucho tiempo en el mercado. Bulkowski desarrolló lo que él llama una técnica de medición “arbitraria” para validar el nivel de especulación en el bump. Esta medida se realiza comparando dos medidas. La primera es la distancia entre el punto más alto de la fase lead-in y su línea de tendencia. La segunda medida es la distancia entre el punto más alto de la fase bump y la línea de tendencia lead-in. La segunda medida deber ser, como mínimo, el doble de la primera para que se pueda considerar que durante la fase bump ha existido una especulación en el mercado excesivamente alta.

Pero llega un momento en el que la fase de bump comienza a agotarse,  y los precios alcanzan su punto máximo y se consolidan. Como resultado hay una sucesión de picos y valles en los gráficos hasta que el precio comienza a dirigirse a la línea de tendencia lead-in cayendo por debajo de la línea de tendencia bump.

  • Fase run o de carrera

La fase de carrera comienza cuando rompe el patrón de apoyo desde la línea de tendencia lead-in. Los precios a veces dudan o rebotan en la línea de tendencia antes de romperla. Una vez que ocurre la ruptura, la fase de carrera se hace cargo, y el descenso continúa.

Como en la ruptura de cualquier línea de tendencia, soporte o resistencia, el nivel roto se convierte potencialmente en lo contrario. En este caso, la línea de tendencia lead-in se transforma en una resistencia potencial a la que le precio puede volver en un movimiento correctivo tras la ruptura. Otras resistencias a las que el precio puede volver en movimientos correctivos tras la ruptura se pueden encontrar en los mínimos alcanzados durante la fase bump.

¿Cómo se comporta el volumen durante este patrón? A medida que avanza la acción durante la fase de entrada, el volumen es por lo general medio y a veces bajo. Cuando el avance especulativo entra en la fase bump, el volumen se expande al ritmo que este avance se acelera.

Bump and Run Reversal en formación

El Bump and Run Reversal se puede aplicar a los gráficos diarios, semanales o mensuales. Como se ha indicado anteriormente, el patrón está diseñado para identificar avances especulativos que no son sostenibles durante un largo período. Debido a que los precios aumentan muy rápidamente para formar el lado izquierdo del golpe, la subsiguiente caída puede ser muy feroz.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS