Deuda barata, prima de riesgo baja… Todo va bien

La deuda de los países periféricos

Hace algo más de cuatro años que decidí dejar nuestro país para venirme a Finlandia, en busca de una realidad más acorde con mi forma de pensar. Tristemente desde entonces, este hecho se repite cada vez con más frecuencia: jóvenes que abandonan nuestro país en busca de una mejor situación. Y mientras nuestros políticos viven en la euforia creada por una prima de riesgo que ha bajado y una deuda más barata que les permite seguir bailando en una fiesta que está a punto de terminar. Siguen sin ver más allá de sus cuatro años de mandato.

Desempleo en EspañaMientras marean la perdiz del inevitable rescate, nuestro país sigue en contracción y el desempleo continúa creciendo tal y como se puede ver en el gráfico. Los actuales niveles de desempleo superan el 25% con cerca de un 53% jóvenes menores de 25 años sin ningún tipo de ocupación. Todo esto, sumado a los recortes, ha derivado en continuas protestas contra el Gobierno, que no encuentra otra forma de pararlas que criminalizando las voces discordantes. Poco a poco vamos retrocediendo en el tiempo y acercándonos más a la España de la posguerra: más miseria y más represión.

El problema es que las previsiones no auguran mejores perspectivas de futuro. Se sigue sin crear empleo y, de hecho, el empleo existente se sigue destruyendo. Las estimaciones que llegan de la city londinense dan una estimación de 26.2% de paro para el año próximo.

Si nos fijamos en el siguiente gráfico de distribución de deuda en España, podemos ver dos graves problemas. Entre el año 2000 y el 2008, parecía que todo era gratis. Las empresas y familias españolas duplicaron su deuda, y las entidades bancarias multiplicaron por siete la suya para poder seguir el ritmo a los primeros. Pero en 2008 se cerró el grifo, y ahora llega el momento de lamentar los excesos, de las quiebras y los impagos, que derivan en mayor paro y más miseria.

Crecimiento de la deuda de España

Pero si os fijáis con detalle en el gráfico, en 2008 se cerró el grifo para todos menos para el Gobierno. ¿Por qué no seguir explotando a la gallina de los huevos de oro si no había nadie que les impidiese hacerlo? Lo peor de todo es que no quieren darse cuenta que la música ha dejado de sonar. Gracias a la realidad alternativa creada por el BCE, que sin poner un solo euro ha conseguido tranquilizar momentáneamente al mercado, siguen teniendo acceso a una deuda barata que les permite regodearse en los excesos.

Y mientras, todo el mundo tiene los ojos puestos en España y el momento en el que esta pida el rescate. Un rescate que muchos países son reacios a conceder y que Rajoy está intentando postergar al máximo, ya que tal y como comenta el estratega Hans Lorenzen significaría ceder la soberanía del país a la troika, sin posibilidad de negociar los próximos recortes:

Incluso si España cumple los objetivos per se, para cubrirse contra las desviaciones previstas para el próximo año, esperamos que los países que forman el núcleo de la EU quieran ganar mayor control sobre las medidas que toma el Gobierno de Rajoy.

Este fin de semana Daniel Lacalle publicaba en su columna de opinión la siguiente teoría:

El plan alemán, me cuentan, es que, como ya no se fían de sus socios, quieren que más o menos a mediados de 2013 la deuda viva en manos de inversores locales de los países problemáticos sea de al menos el 85% -preferiblemente el 100%. Cuando la deuda de España –y los otros países- esté en manos domésticas, el problema de endeudamiento y el riesgo de impago y contagio ya no es europeo o global, sino local y, por lo tanto, los países tendrán que cuidarse mucho de incumplir sus compromisos, porque los efectos del impago los sufriría su población –default interno-, que tiene a la seguridad social, las pensiones y los planes privados hasta el 80-90% invertidos en deuda pública local.

Y es que a día de hoy, el dinero que Alemania tiene invertido en el euro y en los países periféricos es demasiado importante como para dejarlos caer, pero también demasiado crítico como para hacerlo crecer.

La semana pasada aparecía un estudio de la consultora alemana Prognos, en el que analizaba las consecuencias que una salida de los países con problemas de la zona euro tendría para el resto de los países. Este estudio planteaba cuatro escenarios, en los que mostraba las pérdidas del producto interior bruto (entre 2013 y 2020) por país expresadas en miles de millones de euros, en caso de una:

  • salida de Grecia del euro. (1ª columna)
  • salida de Grecia y Portugal (2ª columna)
  • salida de Grecia, Portugal y España (3ª columna)
  • salida de Grecia, Portugal, España e Italia (4ª columna).

Pérdidas por país de la salida del euro de los países periféricos

La salida de Grecia del euro significaría la pérdida de 73.000 millones de euros en el PIB de Alemania, aproximadamente un 2%. Pero si hablásemos además de la salida de Portugal y España, Alemania tendría que afrontar unas pérdidas en su PIB de 850.000 millones de euros, un 23% en 7 años.

La teoría de Daniel Lacalle empieza a cobrar sentido. Es obvio que a Alemania le interesa que nadie salga del euro, pero también le interesa que España no pida el rescate porque sería aumentar un problema que ya es suficientemente grave.

No debemos olvidar que estamos jugando con un castillo de naipes muy frágil que en cualquier momento se puede venir abajo. La salida de Grecia del euro podría provocar un efecto dominó que precipitaría la salida de otros países. Si nos fijamos en las cifras de España, en el caso de que Grecia y Portugal dejasen el euro, implicaría unas pérdidas para España de 301.000 millones de euros. Una reducción del PIB del 30% en 7 años. Casi sin ninguna duda derivaría en la salida de España y un más que probable default.

Pero el problema de la deuda de los países periféricos se extiende más allá de Europa. Según este estudio, la salida de Grecia, Italia, Portugal y España de la unión monetaria europea, podría provocar una recesión mundial que se tradujese en una caída del PIB global cercana a los 17 billones de euros de aquí al 2020: caída del 19% en Estados Unidos, 26% en China, 47% en Alemania y del 100% del PIB en Francia.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS

6 thoughts on “Deuda barata, prima de riesgo baja… Todo va bien

  1. «Las empresas y familias españolas duplicaron su deuda, y las entidades bancarias multiplicaron por siete la suya para poder seguir el ritmo a los primeros».
    Este es su analisis?, y no le parece que es justo al reves???

    1. Hola Pedro,

      Tal y como yo lo veo es un ciclo realimentado. Las entidades financieras por un lado fomentaron el hecho de que las familias y empresas se endeudasen ofreciendo fácil acceso al dinero, pero por otro lado también eso les hizo endeudarse más para poder atender a todos los préstamos que concedían (entre otras cosas).

  2. Este es el tipico discurso que reparte las responsabilidades entre todos, para así diluirlas y no tener que buscar culpables.
    La realidad es que los bancos se metieron en una guerra de creditos que les daba mucho dinero, sin tomas las mínimas garantias, las agencias de tasación se sumaron al carro, ganando también mucho dinero, y los inversores en ladrillo, hicieron su fiesta con ganancias que parecían no tener fin.
    Todo esto no ocurrió por casualidad o mala cabeza, y en su momento se dieron avisos de exactamente lo que iba a ocurrir:
    http://goo.gl/ycddm
    Pero no se tomaron cartas en el asunto, pero había gente que estaba ganando mucho dinero.
    El diluir las responsabilidades entre todos, es la mejor garantia de que los culpables salgan inmunes.

    1. Hola Pedro,

      Creo que hay dos temas distintos pero relacionados. Uno es como comentas la guerra de creditos de los bancos y la burbuja inmobiliaria. En 2008 estalló la burbuja y se acabó la fiesta para muchos.

      Sin embargo, el Gobierno y las comunidades autónomas siguieron despilfarrando el dinero de todos y eso es otro problema, aunque al final también relacionado con el primero.

      1. Por supuesto que en las adiminstraciones, en todas, se sigue despilfarrando. En este pais, tenemos un problema que se llama CORRUPCIÓN, fomentada por la falta de transparencia a todos los niveles y alimentada por el dinero que de una manera ficticia ha creado la burbuja inmobiliaria.
        La deuda pública en este pais, va a seguir subiendo en los próximos años, y el principal causante de este incremento, es el trasvase de deuda privada al sector público, lo que algunos llaman deuda odiosa.
        Naturalmente, las comunidades autónomas, que cargan con la mayor parte del gasto social, actualmente no pueden cubrir sus gastos y tienen deficit, pero eso no es nada comparado con la enormidad de agujero bancario que vamos a tapar, queramos o no, entre todos con un gran incremento de deuda pública.

Comments are closed.