250

Qué es el Dow Jones

Descubramos qué es el Dow Jones y su historia. El Dow Jones fue creado por la Dow Jones Company, fundada por los periodistas y editores financieros Charles Henry Dow y Edward D. Jones en 1882. Para ello tuvieron también la colaboración de Charles Bergstresser. A partir de 1884 Dow comienza a desarrollar su teoría en donde pretendía relacionar la situación de la economía mediante la medición de la evolución del precio de un grupo de acciones. El proyecto era crear una especie de barómetro que pudiera medir la actividad económica. Después de muchos intentos, que eran publicados en el Wall Street Journal (Charles Dow era editor de éste), finalmente, el 26 mayo de 1896, hizo su debut el Dow Jones.

Qué es el Dow Jones

El cambio de aquel día fue de 42,6 puntos, en un contexto empresarial que recuerda en parte al actual: las compañías vivían un auténtico auge de fusiones y adquisiciones en todas las industrias, intentando alcanzar una posición casi de monopolio que les asegurase el éxito futuro. Se crearon tres promedios Dow Jones: de transportes (DJTA), de utilidades (DJUA) y de industriales (DJIA). Sin embargo, este último es el más utilizado y al que más se refieren los inversores de la bolsa. El Dow Jones de industriales, comenzó con 12 acciones (de las que sólo perdura General Electric), luego ascendió a 20, y desde 1928 cuenta con 30 valores de empresas tan conocidas como Coca Cola, McDonalds, General Motor y Wal-Mart, entre otras. El Dow Jones de industriales está integrado no sólo por componentes industriales sino también por otros pertenecientes a servicios financieros, tecnología y entretenimiento.

Qué es el Dow Jones

Los primeros pasos del Dow Jones no fueron prometedores. En el verano de ese año, el índice llegó a caer un 30%, a 28,48 puntos, hasta que la tranquilidad llegó con la victoria electoral de William McKinsley, que salvó la industria del oro que había amenazado su rival político William Jennings Bryan.

El índice se fue recuperando poco a poco y vivió su primera etapa dorada una década después de su creación: el 12 de enero de 1906 alcanzó la cima de los 100 puntos. El acontecimiento sólo quedó reflejado en las tablas de cotizaciones del The Wall Street Journal, mientras que las crónicas de bolsa hablaban de “un movimiento alcista continuado”. Para superar esos 100 puntos fue necesario un gran momento como el que vivió Estados Unidos en 1906: acababa de derrotar a España en la Guerra Hispano-Americana, conocida a este lado del charco como El desastre de Cuba; el presidente Roosevelt se mostraba pro-business y la industria del ferrocarril y la de los automóviles disparaban su crecimiento y expectativas.

Desde que el promedio Dow Jones comenzó a ser utilizado, a todas las acciones de las empresas incluidas en él, se les ha llamado “blue chips”. Las blue chips o fichas azules, son las fichas de mayor valor en el juego del póquer, por lo que así se hace notar el alto nivel de las empresas pertenecientes al Dow Jones.

Tras superar los 100 puntos el índice arrancó un periodo bajista que se agravó por la recesión económica de 1907, mientras tenían lugar dos catástrofes naturales en apenas 15 días: el 7 de abril el Vesubio entró en erupción en Italia devastando Nápoles y poco después un enorme terremoto destruyó San Francisco y causó 3.000 muertos.

Al Dow Jones le cuesta casi 20 años despegarse definitivamente de los 100 puntos, dos décadas en las que el mundo entra en un periodo negro por la Primera Guerra Mundial y las epidemias. Todo lo contrario que en la segunda mitad de los años veinte, cuando la felicidad se dispara. La paz parece ser duradera y el mundo progresa, al ritmo del charlestón y de un crecimiento económico con pleno empleo.

Historia del Dow Jones

En 1929, el índice se dirigía en una racha sin precedentes hacia los 400, cuando el 28 y el 29 de octubre, conocidos como el Lunes Negro y el Martes Negro, llega el crack más dramático de la historia de Wall Street, con un desplome total del 24.5%, (el 12,8% del 28 de octubre más el 11,7% del 29 de octubre), que inicia una crisis que le lleva a caer hasta el mínimo de 41,22 puntos en julio de 1932, por debajo del nivel al que había debutado 36 años antes.

En los años 30 los mercados se mueven arriba y abajo compulsivamente y sin sentido. En España, el bando de Franco gana la guerra civil y en Alemania Adolf Hitler acumula cada vez más poder. El Dow Jones retrocedió otra vez a los 100 puntos en abril de 1942, medio año después de que Japón bombardeara la base americana de Pearl Harbor.

Fue en 1954 cuando el Dow Jones superó los máximos tocados antes del crack del 29. Rebasó los 400 puntos como una exhalación y en marzo de 1956 alcanzó los 500. Uno de los días más importantes en la historia del Dow Jones fue el 14 de noviembre de 1972, cuando superó la mágica cifra de los 1.000.

Qué es el Dow JonesEl Dow Jones tardó 15 años en alcanzar los 2000, en 1987. Los brokers estaban de moda. El 25 de agosto, con Alan Greenspan recién llegado a la presidencia de la Fed, el Dow Jones marcó máximos en 2.722 pero entonces llega otra gran crisis del índice, que tuvo su cénit el 19 de octubre, cuando se desplomó un 22,6%. Ese descenso se registra como la mayor pérdida diaria en la historia del Dow Jones, sustituyendo el descenso del 12,8% del 28 de octubre de 1929 que se quedó en segunda posición.

Este batacazo hizo que el asalto a los 3.000 quedara reservado para los 90. El índice empezó esta prodigiosa década ligeramente por encima de 2.000 y la finalizó más allá de los 11.000 puntos. Pero el Dow Jones también pinchó con la burbuja tecnológica en el 2000, que le hizo caer hasta 7.286 puntos.

En octubre del 2002 se tocaron mínimos y el índice inició la recuperación. Le avaló la época del dinero barato: la Fed bajó los tipos al 1% y el BCE al 2%, que generó un océano de liquidez.

El Dow Jones es un índice dinámico, por lo que las empresas que incluya este índice, pueden ir cambiando. Esto se da por un eventual cambio en el desempeño de una empresa o cuando se realiza una adquisición. Todo ello se revisa por los editores del Wall Street Journal. La revisión es muy cuidadosa y considera la totalidad de los componentes a ser cambiados. No existen regulaciones para añadir un título, pero se toman en cuenta factores como reputación, el crecimiento, el interés de los inversores y su representación del sector al que pertenecen. En el Dow Jones, la importancia de un componente es según el precio de las acciones y no al número de ellas en circulación.

El 11 de septiembre de 2001 la Bolsa cerró debido a los atentados. El 17 de septiembre el mercado reabre por primera vez desde los ataques y el Dow Jones registra una gran pérdida, hundiéndose 684,81 puntos, es decir un 7,13%.

Máximos históricos del Dow Jones

Debido a la antigüedad y fama del Dow Jones, cada vez que éste sube o baja, es motivo de noticia. De hecho, su último máximo histórico ha sido precisamente esta semana, casi rozando los 14.480, y llenó titulares. Esto se debe a que por medio de él se mide el estado de las bolsas del mundo y especialmente la de Estados Unidos. Cuando sube este índice, es sinónimo de prosperidad en la bolsa norteamericana, pero cuando baja, significa una preocupación económica mundial.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS