250

SMI: Stochastic Momentum Index

El estocástico, además de ser uno de los indicadores más utilizados en el análisis técnico, ha servido de inspiración a muchos traders que han desarrollado nuevos indicadores basados en el original. Uno de estos indicadores es el Stochastic Momentum Index (SMI) o índice de momento estocástico como se conoce en castellano.

El SMI fue desarrollado por William Blau y presentado en sociedad en la revista “Technical Analysis of Stocks & Commodities” en 1993, más de 10 años después de que el indicador original viese la luz y desde entonces se ha utilizado con asiduidad en el análisis técnico.

Cálculo del SMI

El estocástico basa sus cálculos en la posición del precio de cierre respecto al rango existente entre el mínimo mínimo y máximo máximo de un determinado periodo. Sin embargo el “stochastic momentum index” utiliza el punto medio de ese mismo rango como piedra angular de sus cálculos.

El cálculo del indicador viene dado por la siguiente fórmula:

Análisis técnico - Cálculo del SMI

donde:
SM(q) = Close – 0.5 (HH:q + LL:q)
Er = EMA periodo r
Es = EMA periodo s
HH:q = máximo máximo en un periodo q
LL:q = mínimo mínimo en un periodo q

La configuración básica que propone el autor es de q=13, r=25, s=2.

Este indicador suele venir acompañado de una línea de señal (igual que el estocástico) que es una media esponencial de periodo entre 3 y 12.

Interpretación del SMI

El indicador puede moverse entre +100 y -100, aunque en análisis técnico se considera que por encima de +40 se encuentra en sobrecompra y por debajo de -40 en sobreventa.

Una de las señales que nos da este indicador es el cruce del SMI con su media. Se entiende que cuando el SMI se encuentra por encima de la línea de señal, la tendencia es ascendente y viceversa. Aunque al igual que el estocástico, las señales más importantes que genera son las divergencias entre el precio y el indicador.

Análisis técnico - Uso del SMI

Pero este indicador puede utilizarse de otras formas:

  • Si el valor que le asignamos a la variable q es muy alto (por ejemplo 300), el SMI replicará la forma de la curva del precio, pero eliminando el ruido de alta frecuencia con mínimo retardo.
  • Con una configuración con una q baja y unos r y s más altos, por ejemplo q=2, r=20, s=20, lo que se consigue es eliminar las fluctuaciones de alta frecuencia, quedando una curva bastante suavizada que puede utilizarse para determinar la tendencia. En este caso los valores de sobrecompra y sobreventa estarían en +20 y -20.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS