250

Caída de la bolsa ¿Existen razones para preocuparse?

El mundo está sumido en un tsunami de liquidez con el QE3 de la FED y el programa de compra de bonos del BCE. La situación en Europa parece calmarse por momentos, con las primas de riesgo reduciéndose y ayudando a respirar a España e Italia. Además entramos en un periodo alcista desde el punto de vista estacional. Entonces, ¿existen razones para preocuparse por una caída de la bolsa de valores en el último cuarto del año (Q4)?

Por regla general cuando todos los expertos y analistas coinciden en algo, suele suceder todo lo contrario. Pero, ¿qué factores podrían hacer que los mercados retrocediesen en la parte final del año?

El “Fiscal Cliff” o abismo fiscal norteamericano

El “fiscal cliff” o abismo fiscal es un término con el que se alude a la situación fiscal presente de la economía de EE.UU. Describe un conjunto de medidas, mezcla de incremento de impuestos y recorte de gastos, que entrarán en vigor a finales de este año o principios del año que viene.

Según nos acercamos al final del 2012, el “fiscal cliff” se hace más presente. Si el Congreso de Estados Unidos no aborda la situación en breve de una manera adecuada, el miedo a un incremento importante en los impuestos hará que muchos inversores decidan vender sus posiciones, ya que el impuesto sobre las ganancias pasaría del 15% en 2012 al 23,8% en 2013. Además, todos aquellos que hayan invertido por dividendos, podrían ver cómo su estrategia deja de ser rentable, al subir la retención por dividendos del 15% en 2012, al 43,4% en 2013. Esto podría disparar las ventas antes de final de 2012.

Pero el problema para los mercados no se queda ahí. Según un estudio del centro de análisis regional de la universidad George Mason, si los legisladores estadounidenses no encuentran un modo de evitar el “fiscal cliff”, el recorte en el presupuesto federal ascendería a 1.2 billones de dólares y alrededor de un 14% de los trabajadores del gobierno federal podrían perder su trabajo.

De seguir el “fiscal cliff” en los términos en los que se encuentra ahora, se estima que podría suponer una carga a la economía del 4%, lo que llevaría a Estados Unidos a una recesión en el 2013.

Euro-crisis y recesión en la zona Euro

Aparte de un montón de promesas, en realidad se han conseguido muy pocos avances en la resolución del problema de la zona Euro.

Es cierto que los anuncios de programas de compra de bonos, asistencia financiera y continuas apariciones en los medios de comunicación han tranquilizado las aguas en las últimas semanas, pero la deuda y el déficit de los países sigue sin solucionarse y las medidas que se están tomando no hacen sino lastrar el crecimiento económico.

El programa de compra de bonos propuesto por el BCE como la solución para salvar la zona euro es en realidad una nueva versión del Programa SMP que se intentó, sin éxito, en 2011. La realidad es que este programa es simplemente un parche para ganar tiempo, ya que no ataca la raíz de los problemas.

El riesgo de recesión en la Eurozona es alto, así como un posible agravamiento de la crisis. En el gráfico siguiente se muestra las exportaciones como porcentaje sobre el PIB. Históricamente, cuando las exportaciones giran su tendencia a la baja, la economía comienza a entrar en recesión. La última caída de los datos de las peticiones de bienes duraderos y la producción industrial podría alertarnos de que esta situación se encuentra ya en sus inicios.

Exportaciones como porcentaje del PIB

Y aunque los Estados Unidos todavía mantienen datos esperanzadores y tiran del carro europeo, es cuestión de tiempo que la desaceleración en Europa afecte a los datos norteamericanos. En el siguiente gráfico se muestra una comparación entre las dos economías en la que se puede ver su estrecha relación. Es poco probable que la caída de la economía europea no terminase arrastrando a la de Estados Unidos.

Comparativa de la economía USa con la zona euro

Menores beneficios corporativos

Otro de los riesgos del último cuarto viene de la mano de los beneficios corporativos y cómo el deteriorado entorno económico ha podido impactar en estos.

Los precios de las acciones han estado subiendo de manera continua durante los últimos meses, anticipando el QE3 de la Reserva Federal. Sin embargo, ese aumento en el precio no viene acompañado por los datos fundamentales.

La siguiente imagen muestra los márgenes de beneficio bruto, neto y EBIT para el mercado. Se observa claramente cómo han tocado techo y desde entonces se han debilitado. La caída en los márgenes y el crecimiento de ingresos puede convertirse en un verdadero problema, puesto que los analistas siguen estimando un fuerte crecimiento para los próximos meses (línea discontinua en la parte superior) y la debilidad en China y Europa puede hacer que esas previsiones tengan que ser revisadas a la baja.

Margenes netos de ganancia

Elecciones presidenciales

Históricamente, el último cuarto de los años en los que se celebran elecciones presidenciales y el Q1 del año siguiente suelen ser de los peores cuartos del ciclo de 4 años.

En la siguiente tabla se muestran los rendimientos trimestrales para el Dow Jones Industrial Average, el S&P 500 y el Nasdaq Composite lo largo del ciclo presidencial. Se observa fácilmente cómo el primer cuarto después de las elecciones es bajista de media y el último cuarto del año electoral se encuentra muy por debajo del promedio de los Q4 del ciclo presidencial.

Rendimiento cuatrimestral en el ciclo presidencial

Otros riesgos para la caída de la bolsa

Pero estos no son los únicos riesgos que encontramos de cara al 2013. La desaceleración de otras grandes economías como China, Japón, Australia, la situación cada vez más tensa en Irán debido a la creciente hiperinflación son factores más a tener en cuenta que pueden desestabilizar la economía y hacer que los mercados inicien un importante tramo a la baja.

Si te ha gustado este artículo, por favor enlázalo, no lo copies. También puedes premiar el esfuerzo que ponemos en cada uno de ellos pinchando en todos los botones de Twitter, Facebook, Google y Menéame para ayudarnos a difundirlo y seguir creciendo.

Menéame
Si quieres ser el primero en leer todos nuestros próximos artículos, puedes suscribirte de manera gratuita y sencilla a nuestro canal RSS.Suscríbete a nuestro RSS